PROTOCOLO CON CARGA INMEDIATA

Consiste en las coronas o  tratamientos de conducto que se fijan en un tornillo de titanio después de su inserción en el hueso. Las prótesis utilizadas son provisorias y posteriormente deben ser sustituidas por otras definitivas. Está especialmente indicado para los dientes frontales unitarios o para el maxilar inferior donde el hueso es generalmente más denso y compacto.

El tratamiento con carga inmediata puede ser realizado cuando hay una falta de un diente, de varios dientes o de una pierda total de los dientes.